aceite de oliva para bajar de peso

 

¿Sabías que el aceite de oliva puede ayudarte a bajar de peso?. La dieta mediterránea demuestra que el aceite de oliva es uno de los productos más saludables que existen y no debe faltar en ningún plan para bajar de peso.

Aunque se trate de un producto considerado graso, nuestro organismo no puede prescindir de él.  Necesitamos de las grasas al igual que de las proteínas y de los hidratos de carbono pero, hacer una elección inteligente de nuestro menú, depende de cada uno de nosotros.

Consumir alimentos grasos es importantes ya que la grasa contiene las vitaminas liposolubles pero debemos procurar que sean grasas lo menos saturadas posibles y por eso el aceite de oliva es el que mejor cumple este requisito.

Aceite De Oliva Para Bajar De Peso |¿Por qué el aceite de oliva es más sano que otros aceites?

Existen grasas de distinta calidad nutricional.  Te hablaremos de cada una para entender por qué el aceite de oliva es superior en calidad a cualquier otro y a las grasas de origen animal.

En principio debes saber que las grasas animales son mucho más perjudiciales que las de origen vegetal puesto que influyen directamente en los niveles de colesterol y triglicéridos de la sangre.  Son mucho más difíciles de digerir y metabolizar que las grasas vegetales y se acumulan en las arterias causando hipertensión y otros trastornos.

Existen dos tipos de grasas: las insaturadas o “buenas” y las saturadas o “malas”. El aceite de oliva, y, en especial el aceite de oliva “virgen extra”, contiene ácidos grasos de excelente calidad que ayudan a proteger la salud cardiovascular al mismo tiempo que mantenernos en un peso adecuado.

Además, el aceite de oliva es uno de los que menor procesamiento lleva y esto lo hace más saludable que otros. Cuanto más se procesa un aceite más se satura; esto significa que sus ácidos grasos no saturados se transforman en grasas saturadas, es decir, colesterol.

De los aceites vegetales de cocina, el aceite de oliva es el único que contiene grasas monoinsaturadas. Esto lo hace más saludable que  los aceites de girasol, maíz o soja, que contienen grasas poliinsaturadas que, aunque son saludables, son de menor calidad y más procesadas.

Cómo ayuda a bajar de peso el aceite de oliva

Al ser un buen regulador del colesterol y los nutrientes de carácter graso, facilita su asimilación y evita la formación de depósitos. Reduce la sensación de hambre provocando un efecto de saciedad que nos ayuda a comer menos.

Consumir una cucharada de aceite de oliva virgen extra en ayunas puede ayudarnos a lo largo de todo el día pero es importante, sobre todo si queremos bajar de peso, que acompañemos esto con una dieta baja en calorías y no dejemos de practicar alguna actividad física para mantenernos saludables y en buena forma.