agua de alcachofa para bajar de peso

 

Aprende a preparar agua de alcachofa y aprovecha plenamente las propiedades de esta planta, una verdadera “medicina natural” que no debe faltar en ningún plan para bajar de peso.

Si todavía no la has probado, esta es tu oportunidad de beneficiarte de las propiedades adelgazantes de una bebida natural y deliciosa pero poco conocida.

El agua de alcachofa suma las propiedades adelgazantes de este vegetal con la capacidad de hidratación y transporte del agua.  De este modo, los nutrientes y la acción sobre el metabolismo son más rápidos y eficaces que si los consumimos por separado.

Además, el preparar esta bebida nos puede resultar una solución práctica puesto que podemos utilizarla para acompañar las bebidas y también como refresco fuera de horas.  Incluso, si tenemos hábitos de realizar ejercicio físico, viene muy bien tener siempre a mano una botella de reserva con agua de alcachofa, tanto para saciar nuestra sed, como para rehidratarnos tras el esfuerzo.

Es muy refrescante e ideal para el verano; no contiene calorías ni azúcar, pero se la puede beber durante todo el año.  No tiene ninguna contraindicación y puede sustituir sin inconvenientes a las gaseosas y a cualquier otro tipo de bebida.

Agua De Alcachofa Para Bajar De Peso | Cómo preparar agua de alcachofa

Se necesitan alcachofas de buen aspecto y tamaño mediano.  Hay que lavarlas muy bien y retirarles el tallo; luego hay que cortarlas en cuartos y hervirlas no más de quince minutos.  El agua debe adquirir una coloración marrón o verdosa.  Retirar los trozos de alcachofa y el agua ya esta lista.

Puede beberse caliente o fría y si se desea refrigerar se puede conservar hasta una semana.

Propiedades de la alcachofa

Este vegetal contiene algunas sustancias que lo hacen único, como por ejemplo la cinarina, que provoca un aumento de la secreción biliar.  Gracias a su presencia, los niveles de colesterol en la sangre se reducen y el metabolismo se acelera permitiendo la disolución de las grasas.

También es rica en esteroles, unas sustancias que ayudan a que el colesterol no se acumule en las paredes de los intestinos.

La alcachofa es rica en fibras y muy apropiada para limpiar los intestinos y aliviar el estreñimiento; es digestiva, diurética y contiene muchas vitaminas y minerales.

Es rica en inulina, un carbohidrato muy complejo que tarda mucho en metabolizarse y que protege la flora intestinal.  Pertenece al grupo de los llamados prebióticos.

El agua de alcachofa también se puede utilizar para aliviar otras dolencias como la diabetes, reuma, artritis o anemia.

El agua de alcachofa es una bebida muy adecuada para utilizar en los tratamientos para bajar de peso porque ayuda a reducir los niveles de colesterol y a disolver las grasas acumuladas en los vasos sanguíneos.