Las personas diabéticas pueden conseguir el control de su enfermedad de manera natural siguiendo las pautas adecuadas de alimentación, ejercicio y autocontrol.

El aumento de los niveles de azúcar en la sangre puede deberse a distintas causas.  Muchas veces, es posible normalizar esta situación actuando sobre los factores que la originan.

 ¿Cualquier tipo de diabetes se puede tratar con métodos naturales?

En principio, los métodos naturales son efectivos en pacientes que sufren diabetes de tipo 2, ya que son personas cuyo páncreas produce insulina aunque no lo haga en las cantidades necesarias.  Para los pacientes con diabetes de tipo 1, el seguir tratamientos naturales es beneficioso para mejorar su calidad de vida pero necesitan un aporte externo de insulina.  Por último, en la diabetes gestacional, será el médico quien determine qué tipo de terapia necesita la paciente.

 Cura Natural De La Diabetes  | ¿Qué es un método natural?

Consiste en no utilizar fármacos o reducir al mínimo su consumo, desarrollando hábitos nutricionales adecuados y complementándolos con ejercicio físico.  Su principal ventaja es que la diabetes se reducirá sin el riesgo de intoxicación que tendría la persona diabética si tomara muchos medicamentos.

También se consideran métodos naturales las terapias de origen alternativo. Acupuntura, naturismo, masoterapia, yoga, y cualquier disciplina que contribuya al equilibrio entre cuerpo y mente.  Sabemos que los desórdenes físicos repercuten en el estado anímico de las personas causando trastornos como insomnio, ansiedad o depresión, que deben ser muy tenidos en cuenta porque restan energía y disminuyen la calidad de vida.

 Alimentación

Es fundamental que un paciente diagnosticado con diabetes mantenga una rutina de alimentación. De este modo, al controlar sus niveles de glucemia regularmente puede ir viendo cómo van variando y buscar estabilizarlos en valores normales.

Comer bien no significa solo comer sano: una dieta rica en fibras y alimentos frescos, reducida en grasas y carbohidratos será más efectiva si se realiza siempre a la misma hora y con intervalos de no más de 4 o 5 horas entre unas y otras. Dejar pasar demasiado tiempo podría provocar un descenso en la glucosa o hipoglucemia y hacer lo contrario obligaría al hígado y al páncreas a esforzarse más de lo recomendado.

 Ejercicio

Debe ser regular pero no excesivo.  Es mejor consultar con un profesional para que aconseje en cada caso qué tipo de actividad es la más conveniente de acuerdo con las características y el grado de diabetes de cada uno.  Habrá quien pueda realizar deportes sin límite y otros para los que una caminata será lo mejor.

 Combatir el estrés

Si sufre problemas de sueño, irritabilidad, etc… sepa que esto puede causar hiperglucemia, es decir, aumento de glucosa en la sangre.  No dude en practicar cualquier actividad que le sirva para relajarse: yoga, masajes terapéuticos o drenaje linfático son muy buenos recursos para combatir esta dolencia.

Así podremos conseguir de manera natural que la diabetes no nos impida tener una vida plena.

Remedios Naturales Para Curar La Diabetes | Acidez y alcalinidad: conceptos básicos

Los alimentos que consumimos se transforman dentro de nuestro organismo y se descomponen para que podamos aprovechar sus nutrientes. La forma de reacción puede ser ácida o alcalina.  En un organismo sano, la acidez y la alcalinidad deben estar equilibrados.  Pero si no nos alimentamos correctamente, la acidez aumentará provocándonos enfermedades como diabetes y otras.

Muchos de los alimentos contraindicados para diabéticos son ácidos, como los azúcares y las harinas refinadas.  Cuando la acidez en el cuerpo aumenta, las células de la sangre no pueden hacer su trabajo.  El resultado de esto es que los nutrientes no llegan a la sangre y las toxinas no pueden salir.

 Eficacia de los remedios naturales alcalinizantes

Existen muchos alimentos y suplementos para combatir la diabetes con propiedades alcalinizantes.  Su consumo continuado permite reducir la acidez y de esta forma bajar los niveles de glucosa en la sangre que produce la diabetes.  Conocerlos y saber utilizarlos de forma adecuada será la llave que nos permitirá recuperar la salud sin necesidad de intoxicar nuestros órganos con fármacos.  Estos son algunos de ellos:

Tomate:   Es rico en vitaminas A y C.  Es un buen cicatrizante  y fortalece los órganos de la visión.

Arándanos: ayudan a reducir el colesterol.

Aceite de oliva: Es el más indicado pero, como todos los aceites, al calentarse se oxida y aumentan los radicales libres.  Por eso se recomienda no abusar de las frituras y jamás reutilizarlo.

Canela: Media cucharadita todos los días mejora la circulación sanguínea y disminuye la glucosa de la sangre.

Stevia: Es un suplemento ideal para endulzar y apropiado en cualquier dieta ya que no posee calorías ni azúcares.

Manzana:   Una manzana cada día previene problemas cardíacos. Tiene vitaminas y antioxidantes que favorecen la asimilación de la insulina y enzimas que actúan en la reducción de las grasas.

Frutas cítricas:   Contienen vitamina C y fibra soluble.  La primera ayuda a regenerar tejidos dañados y las fibras intervienen en el proceso digestivo facilitando el transporte de los alimentos para que los nutrientes lleguen antes a las células.  Ayudan a disminuir el colesterol y la tensión arterial.  Favorecen la pérdida de sobrepeso.

Pescado: el más recomendado es el pescado azul que contiene ácidos grasos Omega 3, muy efectivos para reducir el colesterol.  Ejemplos de pescado azul son: atún, salmón, trucha y caballa.

Ajo: posee una alta alcalinidad y es el producto indicado para sustituir a la sal.  Es un poderoso antibiótico y bactericida.

Los remedios naturales combaten la diabetes sin riesgos ni efectos secundarios