Convivir con la Diabetes Mellitus Infantil representa un desafío que padres e hijos pueden afrontar con éxito siempre que estén debidamente informados.

Diabetes Mellitus Infantil  | El diagnóstico: un momento crucial

Una vez conocido el diagnóstico, son muchos los recursos para ayudar a que la vida del niño diabético transcurra con la mayor naturalidad posible.  Quizás sea el peor momento, aquel en que el médico nos informa que nuestro hijo/hija padece de Diabetes Mellitus Infantil, conocida también como diabetes de tipo 1.

El impacto nos puede causar conmoción, dolor, rabia pero lo que no debemos hacer es paralizarnos ni deprimirnos y, muchísimo menos aún, trasladar nuestros sentimientos negativos a los más pequeños. Con una buena educación diabetológica es posible hacer una vida prácticamente normal y este es el mensaje que los niños deben recibir de los adultos.

Tendremos que ser muy cuidadosos en el momento de explicarles esto y solicitar ayuda psicológica cuando lo creamos necesario.  La adaptación es un proceso que puede tener altibajos y requerir ayuda profesional en algún momento.

 ¿En qué consiste?

Básicamente se trata de la imposibilidad del páncreas para producir insulina, una hormona necesaria para que nuestro organismo transforme los azúcares en glucosa, que es el combustible que da energía a nuestro cuerpo.  La primera consecuencia es que nuestro hijo pasará a ser insulinodependiente; esto es, que necesitará inyectarse periódicamente la insulina que su páncreas no produce.  Esto provocará cambios en su vida, en su rutina y con sus relaciones.

 Integración y normalidad

Según la edad que tengan los niños podrán ser más o menos conscientes de lo que les pasa.  A partir de los 7 u 8 años podrán entender bastante bien y empezar a responsabilizarse de su autocuidado.  Es verdad que no es grato tener que pincharse a menudo para hacerse controles o inyectarse insulina , por eso la ayuda de padres y maestros debe estar presente siempre.

Los adultos tenemos la misión de dar seguridad y contención al niño diabético. Explicarle claramente y sin dramatismos que tiene un problema de salud crónico pero perfectamente controlable.  Y que esto, lejos de ser una tragedia, es una oportunidad para aprender a relacionarse de una forma diferente y positiva.

Es muy importante que los niños vivan su situación con la mayor normalidad posible y que la expliquen a sus amigos, compañeros y maestros. Decirles que si bien es verdad que tienen que ser cuidadosos con su dieta, eso no significa que tengan los dulces prohibidos ni mucho menos y que por lo demás no tienen ningún inconveniente en jugar y hacer la misma actividad física que el resto de los niños.  Sólo que deben estar un poco más atentos para controlar su glucosa.

Igualmente recomendable es unirse a grupos de personas o familias de niños que padecen Diabetes Mellitus, donde puedan compartir actividades específicas que les brindarán apoyo emocional y la posibilidad de hacer nuevos amigos que además tienen algo en común.

Síntomas Iniciales 

La diabetes es un problema de azúcar en tu organismo. Esto más que todo se encontraba en las personas adulta por la cantidad de azucares que consumía, pero hoy en día la diabetes está afectando a los infantiles.

Este problema en los infantiles se debe a la obesidad y a la mala alimentación que tienen. En ellos se encuentra la tipo uno, y se dice que esta se encuentra en una de las primeras enfermedades más frecuente en la infancia.

La diabetes se conoce por la alteración de la hormona llamada insulina. Esta viene del páncreas o por una reacción de la insulina en el organismo de los infantiles. La insulina es la que ayuda a procesar los azucares en energía.

La diabetes infantil normalmente se encuentra en los niños en una edad comprendida entre 8 a 12 años, si tienes un hijo de esa edad préstale atención a ver si tiene diabetes.

Si eres una madre o padre desesperado porque su hijo tiene diabetes o piensa que puede tenerla.

Te invito a que continúes leyendo este artículo, es muy importante y aquí te diré cuáles son esos síntomas de la diabetes infantil.

Síntomas clásicos de la diabetes infantil

La diabetes en los infantiles es más que todo por su mala alimentación y por el alto consumo de azucares. Ponen a trabajar el páncreas más de lo normal, a continuación te diré cuáles son los síntomas iniciales

  • Sed intensa
  • Va al baño frecuentemente a orinar
  • Se la pasa con dolores abdominales
  • Está perdiendo de peso sin motivo alguno
  • Siempre está cansado
  • La vista se le empieza a poner borrosa
  • Quiere estar comiendo dulces a cada rato

Estos son los síntomas que presenta, la cual tienes que estar pendiente de ello en caso de que tenga algunos de estos antes mencionado.

Pero si quieres saberlo mucho más rápido porque te aterra que tu infantil pueda tenerla, hazle un examen de glucosa para salir de la duda.

Si no quieres tener a un hijo con diabetes dale la alimentación correcta, que sea sana y saludable. Trata de que no consuma muchas golosinas, esto son los que contienen más azucares.

Son poco los padres que les ponen atención a sus hijos,  de repente ellos tienen esta enfermedad y lo que siempre dicen es que eso es herencia.

Pero como padre o madre siempre tenemos que estar al pendiente de ellos y principalmente con su alimentación, de esta manera es que proviene esta enfermedad.

Si sospecha la existencia de la diabetes en unos de tus infantiles, llévalo al médico y ponlo en control.

No espere que se te haga demasiado tarde para que la controle. Te invito a que le preste atención a tu hijo, si esta entre la edad de 8 a 12 años, este tiempo es donde más puede aparecer esta crónica enfermedad.  La cual ninguna persona y por supuesto un infantil desea tener.

Espero que esta información te sirva de algo. Hasta una nueva oportunidad, recuerda siempre esto, primero la salud de nuestro hijo y luego lo demás.