Las dietas que incluyen frutas nos ayudan a bajar de peso si sabemos consumirlas correctamente.

Las frutas aportan fibras que ayudan a adelgazar y nutrientes para mantener el normal funcionamiento y la salud de nuestro cuerpo.  Son alimentos esenciales y no consumirlas nos puede ocasionar graves trastornos.

Hacer dietas a base de frutas exclusivamente no es la opción más recomendable.  Se pierde peso pero dejan de incorporarse sustancias que son importantes para la salud.  En cambio, una combinación de las mismas con otros alimentos brinda una alimentación más completa y evita la acumulación de grasas y el exceso de calorías.

En este artículo encontrarás información sobre las propiedades de muchas frutas que te ayudarán a bajar de peso sin dejar de alimentarte.

 Dietas De Frutas Para Bajar De Peso |  Las Mejores Para Quemas Grasas

Frutos del bosque:   También conocidos como frutos rojos, incluyen a los arándanos, moras, cerezas y frambuesas.  Son ricas en agua y fibras y pueden tener un efecto laxante.  Son más eficaces consumidas entre las comidas.

Melón: Es diurético y antiinflamatorio.  Muy rico en agua pero un poco elevado en glucosa, por lo cual no es apropiado para personas diabéticas.

Fresas o frutillas: Son ricas en agua y por lo tanto, levemente diuréticas.  Ayudan a normalizar el nivel de colesterol y reducir las grasas. Normalizan el funciona miento de los intestinos y mejoran la digestión. Tiene pocas calorías.

Cítricos: Incluyen a las naranjas, mandarinas, pomelos y toronjas que son muy ricos en vitamina C y antioxidantes.  Ayudan a una digestión más rápida de las grasas y para que no se acumule en los tejidos.

Manzana: Es la reina de las frutas en todas las dietas.  En su piel se halla una sustancia llamada “pectina” que colabora en la digestión y ayuda a reducir las grasas.  Es muy digestiva, contiene fibra y es un excelente regulador intestinal.  Es saciante y se puede consumir en cualquier momento del día.

Peras: Contienen agua, fibras, vitaminas y sustancias antioxidantes llamadas “flavonoides” que favorecen la desintoxicación del organismo. Son diuréticas, es decir, reducen la retención de líquidos; también son antiinflamatorias y permiten reducir el volumen de  grasas.

Piña o ananá: Esta fruta es diurética y ayuda a eliminar toxinas.  Es muy apropiada para utilizar en dietas bajas en calorías .  Contiene bromelina, una sustancia que favorece la digestión,  y también vitamina C y manganeso. Una vez que se corta debe comerse en el día porque sino pierde sus propiedades.

Kiwi:   Es una fruta que acompaña muy bien las dietas para adelgazar.  Combate el estreñimiento gracias a la presencia de las fibras, es bajo en calorías y contiene vitamina C que ayuda a disolver las grasas.  También es un eficaz antiinflamatorio y mejora el sistema inmunológico.

Para bajar de peso y mantener la buena salud, la dosis diaria recomendada en una dieta adelgazante es de cinco piezas de fruta variada.

La Dieta Del Limón Para Bajar De Peso Día A Día

Lo primero que debes hacer cada día es asegurarte de usar limones frescos, si son de cultivo ecológico mejor. Elige los de tamaño mediano y piel brillante.

Al desayuno y la merienda se les agrega limón puro diluido en el té y se endulza con stevia o canela.

En las comidas restantes la única bebida admitida es el jugo de limón tan concentrado como puedas soportarlo o diluido en agua a temperatura ambiente.

Es muy importante beber a lo largo de cada día de 6 a 8 vasos de jugo de limón.

Primer día

Desayuno y merienda: Té con limón.

Almuerzo y cena: verduras hervidas o al horno, de cualquier tipo excepto papas y batatas. Puedes condimentarlas con una pizca de sal y un hilo de aceite de oliva.

Segundo día

Desayuno y merienda: Té con limón. Una taza de frutillas o una manzana.

Almuerzo: Ensalada de tomates, zanahoria y berro.  De postre una rodaja de ananá.

Cena: Arroz integral hervido con un huevo escalfado y una pera.

 Tercer día:

Desayuno: Té con limón

Media mañana: un puñado de almendras crudas o de semillas de girasol

Almuerzo: sopa de verduras (no utilices papas), 1 pechuga de pollo a la plancha. Fruta.

Merienda: Un pomelo o una manzana

Cena: 1 porción de budín de acelgas o calabaza con ensalada y de postre, frutillas con canela.

Cuarto día:

Desayuno y merienda: Como el día anterior

Almuerzo: Pescado a la plancha o a la parrilla y un tomate. De postre ananá o naranja

Cena: Berenjenas a la plancha y calabacines rellenos con arroz integral y queso y una pera de postre.

Quinto día:

Desayuno y merienda: Igual como los días anteriores.

Almuerzo: Carne a la plancha con ensalada y 1 rodaja de melón.

Cena: pollo al horno sin piel con espinaca gratinada y de postre manzana asada.

Efectos de esta dieta

La dieta del limón te permitirá una desintoxicación profunda y duradera.  Bajarás de peso rápidamente porque consumirás muchas menos calorías y tu metabolismo quemará las grasas acumuladas con gran rapidez.

Dieta De Proteínas  | ¿En qué consiste la dieta de proteínas?

La dieta proteica, es un tipo de dieta disociada, que propone no mezclar alimentos y consumir platos exclusivamente a base de proteínas.

La explicación que brindan los expertos es que, de este modo, el organismo se ve forzado a consumir muchas calorías para hacer la digestión porque no recibe hidratos de carbono y entonces debe quemar sus reservas, logrando así la pérdida de peso rápidamente.

Las proteínas son sustancias que se encuentran principalmente en la carne, pescado y derivados como lácteos y huevos. Otros alimentos que las contienen son la soja y el maní pero en menor proporción.

Las personas que realizan este tipo de dieta suelen no sentir hambre puesto que los alimentos consumidos provocan saciedad.

Esta dieta favorece a las personas que desean bajar de peso pero sin perder masa muscular  porque lo que se gana en musculatura se pierde en grasas debido a que estas se queman más rápidamente.

Un aspecto de esta dieta al cual hay que estar atento es que hay que beber agua de forma muy abundante.  Esto es necesario porque el hígado se ve forzado en su trabajo y necesita un aporte mayor y porque al no comer otros alimentos dejamos de recibirla incorporada en los mismos.

Las dietas proteicas y también las hiperprotéicas no deben ser prolongadas.  Después de algunos días de no recibir otros alimentos, el organismo empieza a notar la ausencia de fibras, vitaminas y minerales necesarios para la salud.

La mejor forma de realizar una dieta de estas características es bajo control médico y no  realizarla durante más de dos semanas.

 ¿Cómo es un menú a base de proteínas?

Un menú hiperproteico básico puede ser:

Desayuno: Huevos revueltos con jamón y café.

Almuerzo: Jamón o carne roja al horno o a la plancha.  La única verdura permitida es el tomate porque es el que menos carbohidratos contiene.

Merienda: Se puede preparar un aperitivo con cualquier tipo de carne o fiambre y queso.  Para beber, agua o café.

Cena: Pescado a la plancha o al horno acompañado de verduras asadas en un pequeña proporción.

Las dietas de proteínas nos ayudarán a bajar de peso rápidamente y sin sentir hambre,  pero tienen que estar bajo la supervisión de un especialista que las controle.