Primero que nada es importante que sepas que un ritual de congelación no es cualquier cosa. Si no se hace de la manera adecuada podríamos ocasionar incluso una enfermedad de la persona a la que estamos congelando.

Todos tenemos que hacer las cosas bien y estos hechizos o este hechizo  en particular tiene que ser temporal. No podemos dejar a esa persona todo el tiempo en el congelador porque de lo contrario estaríamos ocasionando una enfermedad.

Se utilizan mucho este conjuro cuando una persona no nos dejaban ser. Cuando una persona hace muchos chismes hacía para nosotros, en el trabajo tenemos un compañero chismoso que nos mete en chismes.

Hechizo de congelamiento

Para comenzar nuestro trabajo primeo vamos a detallar los materiales que vamos a necesitar:

– un frasquito con tapa, como los que traen pastillas

– papel de traza, que es en donde envuelven las tortillas o el pan. Porque se utiliza ese papel porque es uno de los papeles más puros que hay. Siempre en cualquier hechizo vas necesitar un elemento que contenga pureza.

– una pluma y un bolígrafo, tiene que ser de tinta azul, no puede ser negra, no puede ser roja, tiene que ser azul. Este un color que domina, un color dominante.

– agua bendita, en todos los hechizos en la mayoría de los hechizos tenemos que encomendarnos a la protección de Dios. Cuando se descongela lo que vamos a congelar se vuelve sal o se produce sale el momento de descongelarse.

De esa forma nosotros estamos salando nuestra vida y estaríamos regresando lo que hicimos hacia nosotros mismos. Pero si le ponemos agua bendita revertimos  que eso se nos regrese, porque lo estamos protegiendo. Y lo estamos haciendo el nombre de Dios.

Prestar atencion a los ultimos pasos

En el papel de estraza vamos a poner el nombre de la persona con tinta azul, después de ponerle nombre. Este es un ejemplo según Pérez, después de poner el nombre en el frasquito vamos echar agua bendita. Un chorrito de agua bendita y lo demás de agua de la llave.

Entonces vamos a decir en el nombre de Jesucristo,  Yo ,  dices tu nombre, te congeló a Ti.  Dices el nombre de la persona que congela,  Juan Pérez para que deje de molestarme. Y vas metiendo su papelito el frasquito para que deje de causarme problema.

Hechizo de congelamiento: En fin dicen las cosas específicas que tengan que decir, es importante que el papel quedé totalmente cubierto por el agua, no puedo quedarme un cachito  fuera, cierran el frasco y se van a su congelador,  lo meten  y en cuanto lo mete le vuelven a decir, Juanito Pérez te estoy congelando.

Pueden hablar incluso con groserías, es importante que lo digan en orden como si lo ordenará, yo te ordeno  Juan Pérez que me dejes de molestar, lo meten al congelador y cierra la puerta , lo van a dejar ahí hasta que vean resultados, recomiendo que no lo dejen más de 3 meses.

Con este damos por finalizado este conjuro, ya sabes,  no dejes por mucho tiempo este conjuro en el congelador, ya que podría traer consecuencias.