laxantes naturales para bajar de peso

 

El estreñimiento es uno de los trastornos digestivos más frecuentes.  Te enseñamos a paliarlo con laxantes naturales para que puedas recuperar tu ritmo sin medicinas ni efectos secundarios.

 Todas las personas en algún momento de nuestra vida pasamos por un cuadro de estreñimiento.  El mismo puede ser ocasional, si se debe a circunstancias puntuales como un cambio en los hábitos de alimentación, viajes, embarazo o, por el contrario, puede tornarse crónico, en cuyo caso requiere de un tratamiento diferente.

 Los laxantes son sustancias presentes en los propios alimentos que ayudan a mantener un ritmo adecuado en la frecuencia de las deposiciones y también una consistencia que les facilite ser expulsadas.

Algunas veces, cuando no mantenemos una dieta lo suficientemente rica en fibras, necesitamos una dosis extra de laxantes y acudimos a la farmacia.  Sin embargo, los laxantes de uso farmacológicos contienen riesgos y es mejor evitarlos.

Para ello, en este artículo vamos a dar a conocer una serie de productos naturales con propiedades laxantes que te ayudarán a mantener tus intestinos limpios y normalizados evitando las molestas consecuencias del estreñimiento.

  Laxantes Naturales Para Bajar De Peso |  Las frutas más ricas en laxantes

Frutas frescas

Contienen gran cantidad de fibra, que ayuda a la limpieza intestinal y a que no se acumulen los desechos.  Mejora el tránsito de los alimentos.

Las frutas frescas más efectivas para reducir el estreñimiento son los frutos rojos como grosellas, moras y frambuesas, la naranja, el kiwi y la granada.

También las ciruelas, frescas o desecadas, son buenos laxantes.  Un remedio casero muy efectivo consiste en poner en remojo cinco o seis ciruelas desecadas durante 12 hs y luego beberse el agua y comerlas.

Laxantes vegetales

Entre las verduras podemos encontrar algunas ciertamente eficaces en el tratamientos del estreñimiento.

Las zanahorias crudas aportan gran cantidad de fibra y estimulan los movimientos peristálticos del intestino para que se muevan las heces y se puedan expulsar con mayor facilidad.

El brócoli, la coliflor y sobre todo el repollo, ayudan a ablandar las heces, aunque este último produce gases. Todos los vegetales de hojas verdes pueden ser utilizados como laxantes; si se los come crudos, su acción es más intensa.

Otros laxantes naturales

Además de las frutas y verduras, existen en la naturaleza otros productos que nos pueden ayudar a mejorar la función intestinal y facilitar las evacuaciones, por ejemplo: aloe vera, aceites Omega3, aceite de coco, nueces crudas y la principal: el agua.

Beber 2 litros de agua a lo largo del día permite eliminar una mayor cantidad de desechos y toxinas.

Los laxantes naturales ayudan a bajar de peso de manera suave pero efectiva y no contienen ninguno de los efectos secundarios de los fármacos.  De todas maneras no se debe abusar de los mismos y utilizar solo en caso de necesidad.