El alpiste es una semilla con probadas propiedades para bajar de peso.  Aprende a prepararlo de la forma más adecuada para perder esos kilos de más.

La semilla de alpiste contiene propiedades que muchos desconocen pero que sin embargo proporcionan enormes beneficios para la salud.

Esta planta, perteneciente al grupo de las gramíneas, es una variedad más conocida por su utilidad como alimento para pájaros que por sus propiedades adelgazantes.

En este artículo explicaremos de qué manera se puede preparar la leche de alpiste, una bebida con sorprendentes cualidades para mejorar problemas como la hipertensión arterial, el colesterol y otras que asociadas producen exceso de peso.

El consumo diario de un vaso de leche de alpiste te permitirá reducir el nivel de colesterol y triglicéridos de la sangre y también quemar más rápidamente las grasas innecesarias que se acumulan en los tejidos.

Propiedades Del Alpiste Para Bajar De Peso | Sus Secretos

Las semillas de alpiste contienen proteínas de tan buena calidad que beber una vaso de su leche es equivalente a comer un kilogramo de carne pero con la ventaja del aporte de las fibras y el resto de nutrientes que contiene.

Además de las proteínas, el alpiste contiene enzimas como la lipasa, cuya importancia merece una explicación detallada ya que es la encargada de quemar las grasas.  Para poder hacerlo, interviene en el mecanismo de digestión de las mismas ayudando a disolverlas para que no se acumulen en las paredes de los tejidos ni puedan estancarse en las venas o arterias.

La semilla de alpiste contiene sustancias que actúan sobre el hígado, los riñones y el páncreas; alivia procesos inflamatorios, es diurética, reduce el colesterol y la glucosa en la sangre y está indicada en el tratamiento de la diabetes.

Al normalizar el metabolismo favorece la actividad del corazón y estabiliza la tensión arterial con lo cual ayuda directamente a bajar de peso.

Cómo utilizar las semillas de alpiste para bajar de peso

En primer lugar, debemos asegurarnos de utilizar semillas aptas para consumo humano, que no contengan sílice, que es la que se utiliza en forrajería como alimento para pájaros. Podemos conseguirlas en comercios especializados en productos dietéticos.

Para preparar la leche de alpiste pondremos en remojo durante toda la noche un puñado de semillas enteras en un recipiente con agua hasta cubrirlas.  Por la mañana desecharemos el agua del remojo y colocaremos las semillas en el vaso de la licuadora con un vaso de agua fresca. Simplemente se trituran, se cuela y a beber.

La dosis recomendada es de un vaso en ayunas y otro antes de ir a dormir, por las noches. La propiedades medicinales del alpiste te ayudarán a bajar de peso de manera rápida y llenándote de vitalidad.

Como Preparar Leche De alpiste 

Lo primero que necesitas es conseguir alpiste apto para el consumo humano, puesto que no es igual que el que se utiliza para dar de comer a los pájaros.  La variedad que necesitas se llama CDC María, y no contiene fibras de sílica.

Puedes comprarlo en comercios de dietética o en tiendas naturistas y antes de adquirirlo asegurarte que en el envase se lea claramente “100 % libre de fibras de sílica”.

Una vez que lo tengas procede del siguiente modo:

Remoja 5 cucharadas soperas de semillas en un recipiente con agua durante toda la noche.  Puedes utilizar un bol o tazón y poner tanta agua como sea necesaria para cubrir por completo las semillas.

Por la mañana cuela las semillas y tira el agua del remojo.  Coloca las semillas remojadas dentro del vaso de la licuadora junto con un litro de agua fría.  Tritura hasta que se hayan unido el agua y el alpiste.  Verás que toma el aspecto de un batido espumoso.

Ahora cuela por un colador de malla metálica fina para retener restos de cáscara que no son agradables al paladar.  Si prefieres una textura aún más suave, filtra el producto obtenido con un filtro de tela del tipo de los que se utilizan para preparar café.

La leche de alpiste ya está lista para beber y puede conservarse por dos días en el frigorífico.  No se debe congelar.

¿Cómo logra la leche de alpiste hacernos bajar de peso?

En primer lugar, acelera el metabolismo y esto hace que los azúcares y las grasas no se acumulen en la sangre ni se depositen en los tejidos.

  • Normaliza los niveles de colesterol y glucosa.
  • Estabiliza la tensión arterial.
  • Es un producto de gran ayuda para personas que sufren colesterol, diabetes o hipertensión arterial puesto que al controlar estas variables evita el sobrepeso.
  • Es diurético, hace que disminuya la hinchazón derivada de la retención de líquidos.
  • Normaliza el ritmo intestinal y reduce el estreñimiento.

Una vez que hayas aprendido como preparar la leche de alpiste para bajar de peso, puedes beber de dos a tres vasos por día.

Propiedades Mas Importantes

Con las semillas de alpiste se prepara una bebida muy parecida a las malteadas o suplementos lácteos, a la que se denomina “leche de alpiste”.  Esta bebida contiene todas las ventajas de un producto dietético y no tiene ninguno de los inconvenientes de los lácteos comunes.

Es apta para personas intolerantes a la lactosa ya que no la contiene; está libre de grasas, no aporta calorías y no tiene azúcar.  En cambio, es una fuente de proteínas, fibras y minerales que la convierten en el producto ideal para lograr un metabolismo saludable y sin exceso de peso.

Contiene una enzima llamada lipasa que es la que ayuda a eliminar las grasas de los vasos sanguíneos.  De esta forma previene la arteriosclerosis y otras enfermedades relacionadas con ella.

Tiene  poder antiinflamatorio y es muy efectiva cuando se tiene el abdomen hinchado por gases o las piernas por retención de líquidos.

Además de diurético es un normalizador intestinal que reduce las molestias ocasionadas tanto por cuadros de estreñimiento como de diarreas.

 La leche de alpiste sirve para adelgazar

La leche de alpiste sirve para bajar de peso porque elimina los factores que nos hacen ganar kilos: actúa sobre la digestión de las grasas permitiendo que se disuelvan sin llegar a acumularse en los tejidos, facilitan el funcionamiento de los intestinos, reducen el colesterol y la glucosa y normalizan la tensión arterial.

Por todas estas razones se aconseja beber al menos dos vasos diarios de leche de alpiste, uno en ayunas y el otro antes de acostarnos.

Para prepararla simplemente se deja un puñado de semillas en remojo durante la noche y por la mañana se renueva el agua, se licua y se filtra.

También podemos preparar té de alpiste cociendo a fuego lento una cucharada de semillas por cada taza de agua durante 10 minutos.

El alpiste que sirve para bajar de peso se vende en comercios de alimentos naturales y no debe contener sílice.