Trucos y secretos sencillísimos para que desde hoy comiences un  plan que te ayudará a bajar de peso en mucho menos tiempo y con menos sacrificio.

Si no te interesa complicarte con tratamientos o dietas demasiado prolongados y lo que estás necesitando es perder peso en poco tiempo, estos consejos son para tí.

En este artículo encontrarás las sugerencias más fáciles y prácticas para que adelgazar no sea una tarea aburrida y desagradable y lo logres casi sin darte cuenta.

Esta serie de pautas que ponemos a tu disposición tiene como fin ayudarte a perder peso rápidamente.  Si bien la alimentación y el ejercicio son fundamentales para mantenernos en el peso adecuado, es importante tener a mano estrategias para eliminar en forma rápida y eficaz esos kilos que a veces sobran.

Secretos Caseros Para Bajar De Peso | ¿ Que Es Lo Que Debo Hacer?

Escribe estas sugerencias y ponlas en un sitio a la vista, si es en la cocina mejor, para recurrir a ellas cada vez que te haga falta.Reemplaza los productos que contienen levadura por los preparados con harina integral.

Compra productos lácteos desnatados. Los derivados de la cabra tienen casi la mitad de calorías que los de vaca.Incluye cereales integrales y frutas en el desayuno. Come una manzana a media mañana.

Come más alimentos saciantes y con calorías inversas (consumen para su digestión más de las que aportan y así ayudan a bajar de peso): alcauciles, manzanas, arándanos, zanahorias, cebollas, coliflor, espárragos, pomelo, limón, piña, lechuga, brócoli, etc…

Corta los vegetales de hojas en trozos grandes; tardarás más en masticar y te darán sensación de saciedad. La espinaca es la verdura de hoja verde con mayor contenido de fibra; esto ayuda a desintoxicar y combate el estreñimiento. Aumenta su ingesta.

Aumenta el consumo de avena: te ayudará a controlar los niveles de colesterol y azúcar en la sangre que son factores de obesidad.  También es un excelente normalizador intestinal.

Elimina el azúcar y reemplázalo por stevia o canela. El queso camembert, consumido por la noche, ayuda a conciliar el sueño y contiene mucho calcio, que interviene en la disolución de las grasas.

Complementa tus comidas con una infusión de té verde por la mañana y otra de valeriana o manzanilla por la noche.  Las infusiones tienen poder adelgazante y algunas ayudan a combatir la ansiedad que nos impulsa a comer a deshoras.

Come como mínimo 5 veces al día y en todas las comidas incluye alguna fruta.Las comidas principales, almuerzo y cena, sírvelas en platos de postre para que la ración sea menor.No te saltes comidas porque haciéndolo es muy fácil caer después en el “atracón”.

Come lentamente, masticando bien y saboreando cada bocado. Los trucos y secretos caseros son para compartir con las personas que viven contigo ya que si están informadas te pueden acompañar mejor en este objetivo de bajar de peso.

 Haz una dieta depurativa

Durante una semana dedícate a desintoxicar tu organismo y depurarlo.  Para conseguirlo planifica una dieta que incluya caldos de verdura, zumos de frutas y licuados.  Este plan de alimentación no debe durar más de una semana ya que de lo contrario comenzarían a faltarte nutrientes necesarios para el organismo.

No tienes que prohibirte todo, sino simplemente quitar los alimentos que contengan azúcares, grasas, el café, las bebidas alcohólicas, frituras, salsas o condimentos muy picantes.  Cuánto más frescos, naturales y menos elaborados sean los alimentos, más rápida será la desintoxicación.

Comienza con un día de ayuno en el que solo bebas líquidos de los mencionados: caldos vegetales, licuados de frutas y jugos naturales.  Nada de gaseosas ni jugos artificiales y mucho menos café o bebidas alcohólicas.

Esta dieta te puede hacer perder de 3 a 5 kilos en una semana. Elimina durante una semana el pan, las pastas y los postres.Si consumes lácteos, que sean descremados.  Los quesos, cuánto más frescos sean,  menos calóricos y menos grasos.  Los yogures se pueden acompañar de cereales integrales.

Suprime los productos con levadura porque producen gases e inflamación.  Reemplaza el pan por galletas integrales. Si comes carne, que sean cortes magros y el pollo prepáralo siempre sin la piel. Come en un plato de los de postre, así te asegurarás de no comer en exceso. Las ensaladas deben ser abundantes en vegetales de hojas verdes.

Acompaña la dieta con ejercicio

El ejercicio físico diario es fundamental.  Si no practicas ningún deporte ni vas al gimnasio, igual te quedan muchas opciones.  Puedes salir a trotar, correr o simplemente caminar.

También puedes andar en bicicleta, que es un excelente ejercicio aeróbico y ayuda a perder peso.  Y si no haces nada de esto, puedes bailar, subir y bajar escaleras, o lo que tu imaginación y tus ganas propongan.  El secreto está en que no dejes de hacerlo ni un solo día.

Está comprobado que correr durante 30 minutos te puede hacer perder más de 300 calorías. Otros trucos que te ayudarán a perder peso rápido consisten en comer alimentos saciantes como las alcachofas, los caramelos sin azúcar o cortar la verdura en trozos grandes. Con estos secretos te será mucho más fácil bajar de peso rápidamente.