Los tratamientos para la diabetes basados en métodos naturales tienen como objetivo reducir los niveles de glucosa a la vez que impedir la toxicidad que causan algunos fármacos.

Si bien algunas veces, dadas las características de la diabetes no es posible prescindir de la medicación, complementarla con la realización de un tratamiento natural puede ser de gran beneficio.

Por una parte, los métodos basados en el consumo de productos naturales y ecológicos, permiten lograr que el organismo regule por sí solo sus desequilibrios y por otra, al funcionar mejor, con niveles de glucemia estabilizados y factores de riesgo controlados, puede ir abandonando poco a poco las medicinas librándose de sus efectos tóxicos  y de tediosas rutinas.

Los tratamientos naturales al alcance de las personas diabéticas pueden ser muy variados; rutinas de ejercicios combinadas con dietas, tratamientos naturistas, medicina alternativa u holística, etc….

La oferta es muy amplia y solo hay que elegir un criterio adecuado al estado de salud y las posibilidades de cada uno.

 Tipos de tratamientos naturales

Suplementos dietarios

son sustancias provenientes de plantas medicinales que tienen propiedades antidiabéticas.  Se consiguen en farmacias, comercios naturistas y las hay que se pueden cultivar en el huerto de casa.  Algunos de los más consumidos son la coenzima q10, biotina, Omega3 o Gymnema silvestre que estimula la producción de insulina del páncreas.

Dietas antidiabéticas

Se basan en consumir alimentos reducidos en grasas e hidratos de carbono. Deben ser ricos en fibras, productos frescos como frutas cítricas y verduras, bajos en grasas y sal.

Dietas macrobióticas

Son las que proponen la ingesta de alimentos sin tratamientos químicos, a base de productos orgánicos, supresión de carnes rojas, azúcares y lácteos. La alimentación macrobiótica es de origen japonés y su objetivo es logar la armonía del organismo por medio de una nutrición exenta de tóxicos.

Tratamientos holísticos

Estos métodos son integrales porque contemplan tanto el aspecto orgánico como el emocional de los individuos.  Las personas diabéticas sufren el estrés en su cuerpo, manifestándose en forma de insomnio, debilidad e irritabilidad. Una terapia holística puede comprender la combinación de dos o más métodos para obtener resultados más efectivos.

Homeopatía

Utiliza fármacos en pequeñas concentraciones para inhibir la toxicidad.  Busca que el organismo recupere el equilibrio por sí mismo en lugar de depender de la aplicación de sustancias externas.

Yoga

La práctica continuada de esta disciplina contribuye al bienestar de la unidad cuerpo-mente disminuyendo el estrés que es otro gran enemigo de la diabetes.  También combate el insomnio, que es otro causante del aumento de los niveles de glucosa en la sangre.

Las terapias complementarias no son excluyentes; es decir, pueden convivir con los tratamientos farmacológicos y potenciar los beneficios de ambos.  Pero es importante que antes de adoptar alguna pidamos la opinión a nuestro médico diabetólogo para que nos confirme que no hay contraindicaciones en su uso.

¿Se Puede Curar La Diabetes Tipo 1?  | Efectos de las terapias génicas

A diferencia de otros tratamientos, las terapias génicas modifican a las células dañadas y actúan sobre distintos órganos permitiendo revertir la diabetes.  En distintos países del mundo se han realizado pruebas de laboratorio con ratones y perros que han dado resultados muy positivos.

También en humanos se vienen realizando transplantes de células madre extraídas de la médula ósea y se ha demostrado que tras la operación, los niveles de insulina de los mismos alcanzan valores normales y se mantienen durante bastante tiempo.

Sin embargo, estas prácticas aún conllevan muchos riesgos y hasta que no se alcance un grado mayor de seguridad para el paciente, deben mantenerse en estado experimental.

Cómo actúan dentro del organismo

Según las condiciones particulares de cada paciente, el tratamiento con células madre puede tener distintos objetivos:

  • En el páncreas: Se desinflaman los tejidos y se reconstituyen los dañados.  Los tejidos renovados por este método están sanos.
  • En las células beta: consiguen volver a fabricar insulina.
  • En la sangre: permiten la formación de vasos sanguíneos que reemplazan a los dañados y mejoran el transporte de la insulina.
  • En el sistema inmune: Evita que las células T destruyan a las células pancreáticas.

Como se puede ver, no se trata de paliativos sino de profundas modificaciones a nivel de los órganos y su metabolismo.  En algunos casos, los pacientes que han pasado por estas experiencias han pasado bastante tiempo sin tener que volver a inyectarse insulina.

Las consecuencias de los tratamientos con inmunosupresores que los pacientes deben soportar son el aspecto más temido y uno de los factores que hacen que estas terapias aún no sean plenamente seguras; además, se necesitan muchos años para comprobar su eficacia antes de aplicarlos masivamente.

Aún así, la esperanza está está instalada y las investigaciones siguen progresando para que la cura de la diabetes de tipo 1 sea posible.

Los tratamientos naturales al alcance de las personas diabéticas pueden ser muy variados; rutinas de ejercicios combinadas con dietas, tratamientos naturistas, medicina alternativa u holística, etc….

La oferta es muy amplia y solo hay que elegir un criterio adecuado al estado de salud y las posibilidades de cada uno.

Se Puede Curar La Diabetes Tipo 2? |  ¿Es esto cierto?

Las complicaciones que se pueden llegar a tener por la diabetes tipo 2 hace que nos preguntemos si este tipo de enfermedad tiene alguna cura, pues con los conocimientos científicos y médicos en la actualidad  dicen que la diabetes no puede ser curada en su totalidad pero sí que puede ser combatida y estabilizada.

Una manera en que se puede tener una vida casi igual a como se tenía antes de la enfermedad es simplemente hacer unos pequeños cambios diarios, alimentación y ejercicio es sumamente importante para poder tener una vida normal.

La diabetes tipo 2 puede ser estabilizada rápidamente con cambios en la comida, haciendo diariamente una dieta específica para diabéticos, ejercicio físico moderado como dar caminatas de 30 a 45 minutos diarios.

Con estos cambios se le estarían dando las energías que el cuerpo no recibe de la glucosa y al desintoxicar el cuerpo de irregularidades pasadas, se le estaría dando el estimulo a el cuerpo para regenerar lugares en el cuerpo que el medicamento y la diabetes han dañado. Además, hay que recordar que la diabetes es una enfermedad muy delicada por lo cual se debe de tener un chequeo medico estricto.